Urbanismo y calidad de vida

Señor Director:

El reporte del Instituto de Estudios Urbanos de la UC y de la plataforma de investigación Urbana e Inmobiliaria (INCITI), publicado este lunes en su diario, da cuenta de las características de la vivienda y de su entorno para entender la calidad urbana de ocho barrios de Santiago con un gran crecimiento en altura.

Es preocupante lo que el análisis demuestra, que en ciertos barrios de nuestra ciudad se está dejando poco lugar para espacios valorados por la comunidad, como áreas verde, clubes deportivos y lugares de recreación, encontrándose estos últimos muy por debajo de los estándares internacionales, ya que en todas las comunas estudiadas, el promedio de esas áreas es menor a 0,5 m2 por habitante, situación grave si consideramos que su uso contribuye a una indudable mejora en la calidad de vida de las personas y familias. Prueba de esto es la reducción de actos de vandalismo en un 12% en sectores donde se construyeron nuevas plazas, según datos de la Fundación Mi Parque.

Si bien el desarrollo de proyectos inmobiliarios de altura es importante, porque permite que más personas vivan en sectores con acceso a servicios y comercio, esos deben contemplar un desarrollo a escala humana para nuestra ciudad, junto con incluir el equipamiento necesario para tener barrios más sanos. La ciudad debe ser construida en base a más espacios de solidaridad y menos “guetos verticales”.

Lee la Carta al Director original en El Mercurio